domingo, agosto 06, 2006

¡Me han regalado una... er.. cosa!

A los que se hayan extrañado de no verme estos días por aquí... les remitiría al título de esta bitácora. Pero antes de morir apaleado, explicaré que no he podido postear porque he estado unos días en la Ciudad Lluviosa, visitando a mis padres, que desde que se han emancipado no hay quien les tosa.
Ellos también han esperado al mileurismo: ha sido encontrar yo un curro y convertir mi habitación en un despacho:
- ¿¡Qué!? ¿Y cuándo vaya a visitaros?
- Bueno, está el cuarto de al lado...
- Pero es la habitación de mi hermano. Es raro dormir en la habitación que era de mi hermano con sus cosas y...
- No te preocupes, ya las hemos sacado. Ahora es el cuarto de invitados.
- ...
No he querido enterarme de qué planes tienen para las abuelas.

Por suerte en esta visita no estaban en la Ciudad Lluviosa, sino en el Pueblu, dónde hace tiempo que sólo queda su cuarto y los de los invitados, custodiadas por la Muñeca que algún día fotografiaré para Espanto (Espanto no es un nick, sino una sensación de terror generalizada).
Bien, todo lo que he contado hasta ahora es puro relleno, porque lo importante de esta excursión ocurrió en el viaje en autobús. Cuando uno va a la Ciudad Lluviosa tiene la opción de volver en el autobús Guay, que te cuesta el doble, pero te sientes por cinco horas un tipo importante. Es como el avión garrafón en el que hay una azafata que te trata de usted y te da un sandwich que si haces cuentas te ha costado 20 euros. Y te dan un regalo al final del viaje. Los regalos del autobús Guay son como las ofertas del Lidl: inclasificables. Lo mismo te regalan un cortauñas, que un abanico, una linterna (que por supuesto no funciona) o esto:

Menos mal que la azafata no se queda mirando mientras abres el regalo o habría sido como cuando mi Abuela le regaló a mi Padre el disco de Álex Ubago.

La caja parecía indicar que se iba a tratar de otro abanico, pero cuando llegué a casa y lo abrí, me encontré una especie de... er... cosa.

Vale, no es un abanico. Como pipa deja bastante que desear. Como cucharilla no la veo funcional. ¿¡Qué carajo es esto!? ¿Un cubilete para jugar al parchís sin arrimarte a la plebe? ¿Un instrumento de tortura para sacar ojos por si el próximo viaje lo haces en avión? ¿Un chisme para ajustar bien los guantes al dedo pulgar? ¿Un atrapa-picotas ("¡oh, no! Mi fruta se ha caído al fondo del vaso, ¿qué puedo hacer?")?

Tras darle muchas vueltas he llegado a una única conclusión. Ya sé lo que es: es un tema para postear. Pero ¿alguien sabe su utilidad fuera de la blogosfera?

EDIT: ¡Concursazo!

Sea la Cosa y sabiendo que la cazoleta tiene el diámetro de una moneda de dos euros, el que proponga la utilidad que más me mole en los próximos siete días, se llevará de premio... ¡la Cosa! El ganador deberá documentar fotográficamente su uso propuesto. No sean verosímiles, sean creativos.

16 comentarios:

Angela dijo...

Es para hacer chupitos de Queimada.

Alferubi dijo...

Que conste que yo ya había hablado con Anómalo y le había dicho que era para darle de beber el chupito al de al lado sin tener que estirarse, lamentablemente mi inutinutilidad internaútica hizo que el comentario no quedara registrado, saludos

lorzagirl dijo...

Es un apagavelas.
Las velas te las irán entregando en los próximos viajes.

MdeT dijo...

Es justo lo que iba a decir. Es un apaga-velas, anómalo. Se usa para que no malgastes los míseros mililitros de aire viciado expulsado que usarías para apagar una susodicha candela.
Por cierto, he dejado de fumar. Se puede. Y soy féliz.

Gato dijo...

Lo de apagavelas es más veraz pero lo que te voy a proponer mola más... Es un martillo para comprobar los reflejos en las rodillas de la gente. Se tienen que sentar en un sitio donde las piernas les cuelguen y tú has de buscar ese punto exacto en que la pierna se levanta.

Briconsejo: aparta tus preciadas partes invisibles de la posible trayectoria de la pierna al levantarse.

Perlita de Huelga dijo...

Es unn limpiador de orificios auditivos con deposito para las extracciones. Cuando lo llenas, le pones mecha y ya tienes vela.

Anómalo dijo...

Sus aportaciones son geniales. Me costará decidir el ganador.

¡¡CONCURSO!!
El que proponga la mejor explicación de qué es la Cosa se llevará... la Cosa. Y deberá documentar el uso propuesto fotográficamente. No gana el más veraz, sino el más mejor, matizo.
Una explicación necesaria: la cazoleta de la cosa es del tamaño de una moneda de un euro, apróximadamente.
Luego editaré el post convenientemente.

Lorz, creo que has captado la malevolencia del departamento de marketing de la Empresa de Autobuses a la perfección.
Alferubi, tu presencia aquí y llamándome Anómalo resulta cuando menos turbadora. Bienvenido.
Todos: estrujen sus neuronas (¿servirá la Cosa para estrujar neuronas...?)

MdeT dijo...

Sirve para decorar cojines naranja

Gato dijo...

Jopeta, para hacer la explicación gráfica necesito la propia cosa y un médico invisible... o aprendo a hacer un storyboard desos...

Anómalo dijo...

Gato, no me hagas decir turbiedades sobre esos juegos que propones habida cuenta que el único invisible por aquí soy yo. Bueno y tú a ratos. La demostración gráfica la tiene que hacer el ganador cuando reciba la Cosa cómodamente en su hogar.
No sé si gana el de los guantes y los pulgares o Perli, sólo por ver la demostración fotográfica.
Que nooooo, que no hay favoritos.
Que os quiero a todos igual.

Perlita de Huelga dijo...

Ostras, como me tenga que meter eso en la oreja... Mejor que gane el de los guantes. Si es que tnego unas ideas...

perri dijo...

¿nos quieres a todos igual? Para ti no hay tortilla!!!!!

Yo se lo que es. Sirve para automarse muestras de orina... para chicas... en cualquier parte. Te sientas en cuclillas y agarras la pipa por el mangito... lo telediriges y tomas la muestra... sin marcar tu terretorio en las manos... sin peligro... luego introduces el predictor... y a esperar... y mientras esperas... te puedes fumar argo en la pipa..(después de lavarla con legia.. aunque también puedes llevar dos pipas: una para la muestra de pis y otra para fumar mientras esperas)....

cuando salga el resultado... sacas la pipa por la rendijilla de la puerta (tus amigos/novios esperan al otro lado)... si muestras el cubito es que dentro de poco no te verás los pies... si muestras el palito... es que seguirás podiendo fumar ese argo en la pipa...

luego todos juntos... podeis poneros una pipa de esas en la cabeza y hacer una fiesta snorquel... para celebrar lo que sea!!!!!!!!

Para eso sirve lo que te han regalado, chato!

Anómalo dijo...

Perri, ídola mía, luzdelablogosfera, dueña-de-la-tortilla... ¿eres consciente de que el ganador tiene que realizar el uso propuesto y documentarlo fotográficamente? Pregunto.

MdeT dijo...

No es por nada, pero yo he documentado fotográficamente mi propuesta (indirectamente, eso sí), así que me reafirmo: es un decorador de cojines naranja.

Perlita de Huelga dijo...

jaaaaaaa ay, Perri, muy muy ocurrente lo tuyo, pero tiene razón Anómalo:
¿Estás segura de que quieres ganar? ¿Y cómo es eso de que tus amigos y novios (en plural) te esperan fuera para conocer el resultado del test???
Esto... anómalo, yo... lo mio tb es asquerosillo. no sé si estoy capacitada para hacer un documento gráfico del acto.

Gato dijo...

Yo desisto, que gane la Perri; esa demostración no me la pierdo. No va a ser mucho peor que cualquier otra muestra de orina, gracias al mango de la Cosa.

Osada, que eres una osada.