domingo, marzo 23, 2008

Que ya es primavera, copón

Después de dejar a los amigos de Zoquete y encontrarnos a una vieja amiga, al final, nos dejamos arrastrar a la Ciudad Lluviosa.

¿Por qué? Mi abuela, que es como una sirena. Sólo que no se parece nada a un pez y en lugar de cantar dice: "yo que había hecho albóndigas...".

Así que montamos al coche (estos de Ikea, que cada vez venden más cosas) y rumbo a la Ciudad Lluviosa, sin mayor incidencia en el viaje de ida.

Subrayo de ida, porque el de vuelta...

Nada más salir de casa de mi abuela, el primer atasco:

- Jo, tío, no tenía que haber comido tanto. Dieciocho es un buen número para plantarse.

Zoquete hizo gesto de "si muevo un sólo músculo, vomito", y mi amiga miraba con desolación las barritas dietéticas que siempre lleva en el bolso. Así que nos subimos al coche y emprendimos el viaje de regreso.

El segundo atasco lo ha producido la nieve. Y no es que nos pusiéramos a comer nieve (no todos, al menos), sino que... bueno, vosotros mismos:

Y digo yo: ¿no se supone que ya es primavera? ¿Que tiene que empezar a dar buen tiempo? ¿Que los árboles empiezan a dar frutos y las terrazas cañas?

- ¿¿¡¡Alguien me puede dar una explicación!!??
- Mira el cartel -dijo mi amiga unos metros más adelante.

¡¡ Carajo, pues que la apaguen, que ya es primavera!!

Me temo que va a ser un viaje muy laaaargo.


2 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Ya lo dijo no sé quien... El calentamiento global es lo que tiene

Miri dijo...

Y mientras en Bucarest, a 12 grados... No se si quiero irme!! :-)