martes, enero 31, 2006

En la hora del bocata

La EMT de Valencia investiga si un conductor se masturbó mientras conducía un autobús

Claro, este hombre ha optado por prescindir del jamón y ahora en la hora del bocata se ve forzado a asumir sus decisiones. ¿Alguien se replantea su respuesta?

Como siempre, en la web de la Cadena SER tienen momentos geniales: "se ha abierto un expediente para investigar los hechos y depurar responsabilidades". ¿Depurar? ¿Más?
"... se ha llamado a todas las partes implicadas para aclarar lo sucedido". ¿Realmente a todas las partes? Al conductor, claro. Al pasajero chivato, vale. ¿Y a quién más?
- Si señor juez es que ese día tenía una cita y fui ceñidita, no sé en qué estaba pensando.
- Que no se repita. ¡O se compra usted un coche!

Y no me he olvidado del titular: está bien el matiz de "mientras conducía un autobús". Porque podríamos pensar que la EMT Valenciana se ha convertido en una especie de conferencia emtíscopal que interfiere en las saludables costumbres de sus empleados. ¡Gran ejemplo de ética periodística!

En cualquier caso, voy entendiendo los frenazos y acelerones de la EMT. ¿¡Qué no harán los del Metro!?

4 comentarios:

fdo dijo...

Coño, es verdad, los del tubo tienen hasta para montarse orgías. Ya me lo estoy imaginando:

-Toma, pilota tú un rato.

Atención, estación en curva.

Próxima estación, Casa de Campo.

Sereia dijo...

Habrán llamao al autobusero, al chivato y a aquellos que resultaron "salpicados" por el escándalo (lo siento, tenía que decirlo xD)
Buenas noches...

Anómalo dijo...

En el metro se pasan de estación muy a menudo, ¿no, fdo?
Sereia, me alegro de que te hayas recuperado del ataque de bradpitts y ericbanas en tu ordenador.

Anónimo dijo...

No toda la gente es igual pero se de uno que un cerdo.