jueves, marzo 08, 2007

Los tiempos cambian la de Dios

Acuñan por error dólares sin la inscripción que menciona a Dios

Claro, está bien eso de asociar el dinero a lo que da miedo: una entidad incomprensible, cuya naturaleza y funcionamiento son imposibles de definir, por encima de la voluntad de las personas; algo con lo que sólo unos pocos elegidos pueden ponerse en contacto en grandes edificios en el centro de las ciudades y capaz de infundir el mayor temor en el corazón de los hombres.
Y ahora para eso tenemos el euribor.

1 comentario:

Marian dijo...

Y luego va uno a cobrar un cheque con la firma de Dios y lo detienen... es que nadie va a pensar en los cheques! Ellos también tienen derecho a llevar la marca de Dios! o no?