martes, mayo 15, 2007

Anómalo y los aviones (II)

En mi anterior post aeronáutico, descubrimos que las bacterias no pueden subir a un avión. Que está José Coronado hasta las narices de viajar en autobús, porque no quiere dejar sus L. cassei inmunitass en tierra, las pobres.
También me preguntaba la inefable Perlita por qué te explican todo el rollo del chaleco salvavidas en los vuelos que no sobrevuelan el mar. Claro, porque si estamos preocupados por el tema de la sequía y el calentamiento global, es poco probable que aparezca un mar en mitad de Despeñaperros. Aunque si Miguel Sebastián* gana las elecciones...

Miguel Sebastián: Y si gano, Madriz tendrá playa. Y wi-fi gratis. ¡Y concierto de los Beatles!
Azorado seguidor: Señor Sebastián, querrá decir los Rolling. Los Beatles ya no...
Miguel Sebastián: No, no: los Beatles, los Beatles.
Azorado y confuso seguidor: Pero es que eso no es posible.
Miguel Sebastián: Si gano yo, todo es posible.
Volviendo al chaleco, el enigma propuesto no es el único que le envuelve. Miremos el gráfico:

Vemos que el chaleco debe usarse en caso de aterrizar sobre un tablero de ajedrez raro. No se puede fumar, eso tiene sentido. Pero ¿y los zapatos de tacón? ¿Es porque no combinan? ¿Va a haber un segurata en la puerta del avión controlando el calzado?:
Segurata: Lo siento, señorita, no puede pasar.
Señorita: Jo, pero si soy mayor de edad y todo.
Segurata: Con esos zapatos no pasas.
Señorita: Pero si sólo voy a avisar a un colega que acaba de saltar. Que en seguida vuelvo al avión, de verdad.
Segurata: Que no pasas. O saltas al Pacífico sin chaleco, como veas.

Se dice que David Meca viaja siempre con zapato de tacón y que ante esta medida declara: "Pscha".
También a señalar en el gráfico precedente la notable elipsis en la narración: ¿qué pasa entre los cuadros 2 y 3? ¿Por qué el protagonista ha cambiado de sexo? ¿O no son la misma persona? ¿Por qué en ese avión nadie tiene piernas de repente? ¿Y por qué todos sonríen en mitad de un accidente de aviación? ¿Acaso todo ha sido planeado por ellos? ¿Ocultan las instrucciones de seguridad mensajes en clave? ¿Cómo ha hecho Pedro J. Ramírez para colarse en mi blog y escribir todo este párrafo?
Lo que me inquieta sobre los chalecos es el pitorro de hinchado "manual", por si falla la anilla. Porque si el chaleco no se puede hinchar dentro del avión, ¿cuándo se supone que vas a soplar? ¿En el trayecto entre la puerta y el agua? ¿O en mitad del océano mientras luchas por tu vida? La respuesta, una vez más, en el folleto de instrucciones de seguridad:

¡¡El hinchado manual es para cuando el avión se estrella en sitios dónde haces pie!!

*Nota para los madrizlenses**: Miguel Sebastián es el candidato socialista a la alcaldía de Madriz.

**Nota para los no madrizlenses: Les excluyo de la anterior nota porque si aquí tenemos poco interés en Miguel Sebastián, ya me imagino que ustedes pasan (más).

5 comentarios:

Ruth dijo...

Yo creo que las instrucciones son tan confusas porque en realidad nadie cree que esos puñeteros chalecos sirvan para algo pero sin (supuestas) medidas de seguridad, a ver quién es el guapo que se monta en un pájaro de hierro.

Merisuan dijo...

Ay,anomalín... creo q eres la única persona q se ha molestado en leer de verdad las instrucciones en caso de emergencia. Eso no es más q una burda maniobra de despiste para q no te quejes de q el avión lleva media hora de retraso para despegar. Espero con ansia el momento q te pongas con las mascarillas, esas q sólo caen cuando alguien lo estima oportuno (un ser supremo, tal vez) y el tema del parasol, por supuesto, aunque comprendo q esa investigación te llevará mucho tiempo, no es para menos.

Anómalo dijo...

Ruth, yo creo que un chaleco es superútil cuando te caes desde 15.000 pies de altura. Los P.Tinto somos elegantes.
Merisuan, mi equipo (un mono con tres cabezas y Caralimón) están trabajando en estas cuestiones.
¡No se pierdan el inquietante final de esta saga!

emqjtao

niño rata dijo...

dios!!! Me has hecho llorar de la risa. Nunca un post me habia hecho llorar. O será el jet lag...

Gato dijo...

Juasjuas. No sé de qué se preocupan los que se preocupan en el avión. No hay más que ver en los dibujos que normalmente las emergencias son divertidas...