martes, mayo 22, 2007

Alarma de precisión

En un ascensor puede verse el siguiente cartel:

- Vaya, nos hemos quedado atrapados, Jim.
- Así es, Joe.
- Bien, pulsaré el botón. Veamos: uno, dos...
- ¿Qué haces, Joe?
- ... tressstoy pulsando el botón de... ¡no! ¡Mierda! ¿Cuánto llevaba? ¿Cuánto llevaaaaaaaaaa...?

Moraleja: Pues no, no hay.

2 comentarios:

Merisuan dijo...

Ay, ay, ay... después de los aviones, has ido a dar con "el otro enigma", los ascensores.
En cierta ocasión me quedé encerrada en el ascensor con César y, tras dar a la alarma (sí, fueron más de 4 segundos) y gritarle a los vecinos, vino el portero, nos sacó, y lo único que preguntó fue ¿habéis saltado?

Ruth dijo...

Esos puñeteros botoncitos que resultan un imán y que te dan ganas de tocarlos a todas horas. Luego, con los nervios, se te olvida el procedimiento.

Mi claustrofobia y yo nos quedamos encerradas en el ascensor de casa y pulsamos todos los botones menos ese. El trasto funcionó. Creó que lo activó mi ataque de histeria.