lunes, marzo 27, 2006

Hijo de Putin

No me entiendan mal el título: es un simple chiste malo, no piensen que insinúo paternidades ni bastardías.

Hoy no he conseguido imágenes en exclusiva, pero comentemos esta del viaje de Putin a China. En primer lugar, vemos al Gonzalo del Kremlin iluminado, como es él.

A su derecha hay un niño en albornoz, con expresión ambigua: o se concentra para levitar, si hace tal cosa, o reza para que Putin no le haga besar el suelo. No es nada papista, el chaval. Otras opciones son que esté pensando en los pokémon o que se sorprenda de que, vistos desde arriba, todos sus colegas son calvos. Incluido Putin.

No nos perdamos tampoco al chino-alien de la izquierda. Y, sobre todo, ¡¡al de los Morancos que está detrás!!

La realidad me anula como fotomontador.

2 comentarios:

chinochano dijo...

Putin estaba viendo ung fu en el Templo de Shaolin. Menuda sorpresa dio yendo alli...

guadiana dijo...

quién quiere montajes falsos teniendo la rica realidad...