miércoles, marzo 15, 2006

Sociología

Diane: Pero ¡tú eres comunista?

Woody: Bueno, yo... lo he intentado varias veces. Pero siempre me entra hambre y acabo volviendo a la socialdemocracia. Espero que no me... admires por ello.

6 comentarios:

Berri dijo...

Jo! Y y que lo dejo incluso antes de que me entre el hambre...

Anónimo dijo...

aún recuerdo esos autobuses postsoviéticos de Lieja, de camino por esas calles grises,con fábricas al fondo,buscando un bar guiados por un vasco abertzale y una luxemburguesa con acento de cádiz, ambos judíos.él decía que odiaba al rey y ella, que había aprendido castellano en alicante.
tengo hambre.
ruth-li

Zagloso dijo...

La comodidad que proporciona la socialdemocracia es incomprable a cualquier otra teoría política. Es un hidromajase ideológico.

guadiana dijo...

¿la lección está sacada de la última noche de boris grushenko? ...está llenita...

Patricia dijo...

¿¿Pero cuándo vas a actualizar el blog?? A ver si por ser un ex-parado ahora vas a descuidar a tus seguidores/AS :P

Un beso, currante :)

Anómalo dijo...

Berri, es usted un impaciente. ¡Bienvenido!
Ruth-li, siempre nos quedará Lieja. ¡Claro!
Zagloso, quién lo hubiera pensado de alguien de Papúa como usted.
Guadiana, les debo una explicación y como blogger suyo que soy, se la voy a dar: la frase es mía. El experimento sociológico consistía en ver si creían que era del bueno de Woody por los nombres de los personajes. Perdonen mis maldades.
Patricia: en mi mesa tengo post-its con las tareas pendientes: en uno pone "DORMIR" así, en mayúsculas. Y sin embargo no les abandonaré, no teman.
Besazos para todos, seais lo que seais.