miércoles, marzo 22, 2006

Que no

¡Que aunque no se le vea, no soy el de la derecha! Serán puñeteros...


Una duda: ¿por qué todos han dado por hecho que era una "locutora"? ¿Y si era un señor con la voz aguda? ¿Cómo afectaría todo eso al proceso de paz?

5 comentarios:

Chav Gecko dijo...

me gustará saber qué dira campechano en su próxima cita! ;)

gab dijo...

Querido Anómalo,
voy a empezar a pensar que en breve descubriremos que en realidad somos hermanos invisibles secretos tipo culebrón. Más conexiones. Ayer me llamó mi amiga Celia de la facultad, a la que hacía tiempo que había perdido la pista, para invitarme a la obra que dirige, Palabras para Ofelia, y yo toda la tarde, si el caso, es que me suena, me suena mucho... como me suena... Y cuando estaba allí, dije, hostias, anomalín y su blog! jajajajaja.
Pues eso, besos.
Gab
ah, en cuanto a tu post, por qué ese look tipo Scream? que dan miedo y pierden la credibilidad! menos mal que lo de la txapela rebaja la cosa. Digo yo, si fueran terroristas andaluces, llevarían sombrero cordobés?
besos!

Anónimo dijo...

por supuesto que llevarían sombrero corobés, y si fueran bomberos terroristas llevarían el casco, como el bombero torero. a mí lo que me gustaría es que fueran escoceses con kilt :)
ruth-li

quimdil dijo...

hola:
¿por que no le pones bocadillos a esta imagen?
tengo curiosidad por saber lo que dicen en esta foto.

... y Dick Cheney que opina de todo esto?

Anómalo dijo...

Chav, el campechano está de vacaciones forzadas, pero ya veremos si se descuelga con algún especial un día de éstos.
Gab, todo esto empieza a darme miedo. Espero que te gustara la obra.
Ruth-li, ¿quién sabe que oculta esa mesa pudorosa?
Quimdil, bienvenido. Mi invisibilidad no me permite colarme en todas partes (menos mal), por eso no sé qué decían. Aunque sospecho que el de la izquierda está sobando y el de la derecha pidiendo unos txikitos por lo bajo. Interesante bitácora la suya, por cierto. La suya de usted, no la del que pide los txiquitos. Su caricatura me recuerda a la del mítico editor de la no menos mítica Efectolupa.com (algún día volveremos, de verdad).