sábado, diciembre 03, 2005

11-S, otra vez

Pasen y vean. Lanzo el tema de debate, pero no me pronuncio, que luego se me ve el plumero e imagínense la situación...



Vía Preludio y fuga.

8 comentarios:

guadiana dijo...

por lo que (no) se ve en los comments, no hay debate posible (buena señal)

Anómalo dijo...

No tengo poder de convocatoria, no. ¿Por qué te parece buena señal?

agundez dijo...

De tanto repetir imágenes violentas y efectos especiales, mi esmalte ha desaparecido, ya. Mira, una torre que se cae. La otra. Bueno.

guadiana dijo...

lo dije porque tal y como lo planteaste me pareció que la cuestión era la ética de mostrar-utilizar esas imágenes o ese suceso para un fin publicitario. me parece correcto, la campaña y el fin de la campaña. si a alguien se le cae los anillos por eso, que le den. por eso me alegré de que no hubiera debate.

(no sé si me explico bien pero es lo máximo que doy de mí con este nivel de mocos en la cabeza)

guadiana dijo...

y te aseguro que ver esas imágenes todavía me afecta. todavía...

Anómalo dijo...

Tengo que reconocer que a mí este tipo de imágenes no me afectan como deberían. Supongo que también tiene que ver con el hecho de que además hemos tenido que analizarlas como IMAGEN y no por su contenido.
El fin no es estrictamente publicitario. ¿Qué pasaría si las usara Nike o Coca-cola?

guadiana dijo...

anómalo, a mí me afectan porque casi se me caen encima, pero entiendo que el esmalte desaparezca. si nike o cocacola estuvieran en el ajo, segurísimo que habría debate (si la campaña fuera igual de buena yo la aplaudiría con su vil fin y todo). lo peor es que muchos informativos ponen las imágenes (con otros fines igual de viles aunque con coartada) que me dan más ganas de vomitar.

Anómalo dijo...

Vaya, Guadiana, tienes que contar algo más de eso.
Lo de los informativos... totalmente de acuerdo. Y mucho peor con las imágenes del 11M. En lo que no estoy de acuerdo es en que yo no apoyaría una campaña comercial que usara un punto de partida como este. En principio. Algunas de las campañas de Bennetton me gustaron, pero estaban enmarcadas dentro de una línea general. Si otra multinacional hiciera una campaña de ese estilo de repente, no les creería.
Todo esto, en cualquier caso, plantearía el debate de dónde poner los límites en la publicidad. Igual posteo al respecto, stay tunned.